En Territorio cualquier perro es bienvenido sin importar su condición y América no fue la excepción

América es una pitbull de la cual desconocemos todo su pasado, sin embargo su comportamiento agresivo y poca socialización con otros zaguates podrían insinuar que antes de llegar a Territorio las condiciones en las que vivía no eran las mejores, ya que esta raza de perros se vuelve agresiva solo si se les entrena para ello.

Esta perra llegó al refugio el 6 de enero de este año, luego de que unos jóvenes la encontraron en la calle y se pusieron en contacto con Territorio, así lo comentó Álvaro Saumet, co fundador de Territorio de Zaguates.

“América es una perra que apareció en buenas condiciones, los chicos que la encontraron no la podían tener, ellos me avisan y me dicen que se ve un poco arisca con los otros animales. Cuando vienen a la finca, saqué dos perros para ver cómo se comportaba y se les tiró de una vez encima, como si se los quisiera comer”, mencionó Álvaro.

america4

Como en Territorio cualquier perro es bienvenido sin importar su condición, le abrimos las puertas para brindarle un lugar seguro en donde vivir, de lo contrario se habría quedado abandonada en la calle. Debido al buen estado en el que apareció América nos hizo pensar que tenía un hogar, por eso compartimos fotografías en las redes sociales para ver si aparecía su familia, pero eso no ocurrió, y no sabemos si se escapó o la dejaron botada, fue ahí en donde iniciamos el trabajo para que esta perra pudiera socializar con los demás zaguates.

“Nosotros tenemos una área como corrales individuales de seis metros por seis metros, en donde están los perritos que son muy peleones, sea porque los maltrataron, porque ese es su carácter, por cualquier razón. Les ponemos un bozal de plástico para que ellos puedan sacar la lengua y respiren bien, y los sacamos con una correa larga a pasear con el resto de los perros. No a todos les sirve, hay unos que por más que se paseen o se mezclen con la manada no entienden, por alguna razón, les enseñaron algo distinto o son así”, contó Álvaro.

América es una de los zaguates que más ha tardado en ese proceso de adaptación. Según señaló Álvaro hay perros que en 30 y 45 días ya pueden convivir con la manada, sin embargo pasaron cinco meses para que América lo lograra. Actualmente tiene 10 meses en Territorio y ya anda libre y sin ningún problema por la finca, compartiendo con el resto de zaguates.  

america2

Álvaro indicó que hay perros con los que se debe ser muy precavido debido a algunos comportamiento agresivos que podrían tener: “Si América se pelea es una cosa horrible, es muy fuerte, por eso lo que hicimos fue ponerle la correa y el bozal para controlarla, en las salidas la tenés que acariciar, mantener en algunos momentos entre las piernas, dejar que  otros perros se acerquen, acariciar a otros perros porque lo primero que ella hace es defenderte por lo protectora que es, pero hay que acostumbrarla a que ella está con uno, y al lado hay otros perros que también acariciamos, así va entendiendo que no le van a hacer daño ni a ella, ni a nosotros”.

Con estas acciones América y muchos otros perros, que llegan en una condición agresiva a Territorio, logramos que cambien su comportamiento y se puedan integrar a la manada. Además de brindarles a los zaguates abandonados un techo y alimento, nos preocupa también su convivencia con los otros perros, por eso trabajamos de manera integral el proceso habituación.

“Poco a poco fuimos viendo que América ya no se le tiraba a los perros, por eso un día comenzamos a sacarla a los paseos sin bozal, con una correa muy corta para  ver qué pasaba, llegó el momento en que la soltábamos por lapsos siempre y cuando estuviese controlada, hasta que la pudimos soltar durante todo el día”, destacó Álvaro.

america1

Aunque esta peluda mejoró por completo su comportamiento, hay un aspecto en el que seguimos trabajando: “el único aspecto que no hemos logrado es que sea sociable es a la hora de la comida, cuando vamos a servirles hay que separarla, ella no logra entender todavía que hay que compartir, que todos pueden comer tranquilos, eso ella no lo entiende, por eso se le sirve a parte para que todos coman tranquilos y luego la volvemos a soltar”, contó Álvaro.

De momento la pequeña América continúa con su proceso de adaptación, el cual ha sido exitoso gracias al trabajo y acompañamiento que le damos en Territorio. Jhonny, uno de nuestros colaboradores en la finca ha estado con ella desde el primer día, y es quien con mucha paciencia, dedicación y cariño ha estado a su lado durante todos estos meses de familiarización.

Según nos contaron su nombre se debe a que esta peluda se enamoró de una cobija del Capitán América, la cual no la soltaba en ningún momento, así estuviera el día soleado o con lluvia. Sin embargo, algunos colaboradores también la llaman Kalua.

america3.1

Para Territorio todos los perros, son importantes y merecen el apoyo y acompañamiento para que ganen las batallas a las que se deben enfrentar, incluso los que muestran un comportamiento agresivo. Siempre debemos ver más allá y recordar que ellos no nacieron así.

Solo con tu ayuda podemos seguir realizando esta labor que transforma la vida a los perros que tienen dificultades para adaptarse y convivir con los demás.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt