Marcela Castro: “Territorio es un pequeño cielo en la Tierra para un montón de perros que  no tienen otra oportunidad”

“Yo compartía las paletas con la zaguatilla del vecindario, entonces todos los chiquillos hacían una ronda para ver cómo la perrita, que se llamaba Pinta, se comía la paleta”. Este es uno de los recuerdos más entrañables de la infancia para Marcela Castro, una de las colaboradoras que más se ha involucrado en el proyecto de Territorio de Zaguates.  

Su afinidad por la naturaleza y los animales la tiene desde pequeña, como si tuviera incorporado un chip, ya que siempre rescató perros callejeros: “Se los llevaba a mi mamá y ella tenía que ver qué hacía, cómo los castraba, de dónde sacaba plata para la comida porque la chiquita había llevado un perro nuevo”.

La primera perra que tuvo era una Weimaraner que se llamaba Tara, su tía se la regaló cuando era una cachorra, en ese entonces Marcela tenía nueve años. Según nos comentó, Tara fue la perra que creció con ella y la acompañó por 17 años, hasta que se murió de viejita.

“Fue horrible, de las momentos más feos que he tenido que pasar. Tara estuvo agonizando toda la tarde en mis brazos, esa fue la primera experiencia que tuve estando yo más grande y con un perro que fuera mío”, comentó Marcela.

marcela1

Desde que era adolescente Marcela ya se hacía cargo de los gastos de su perrita. Le compraba la comida y la llevaba al veterinario. Con el tiempo fueron llegando otros perros a los cuales también les brindaba su ayuda, lo que demuestra que su sensibilidad, preocupación y deseo de ofrecerle una mejor calidad de vida a los zaguates es lo que la definen como rescatista.

En medio de su labor fue que un día se encontró con Territorio de Zaguates: “Conocí a Lya y a Álvaro hace unos ocho años en una feria de adopciones. Yo había rescatado una perrita que estaba en casa cuna, la llevé para ver si encontraba una familia, pero nadie la adoptó. La muchacha que me estaba ayudando ya no la podía tener, entonces ellos me hicieron el favor de tenerla mientras alguien la adoptaba. Para darles las gracias, cada 15 días iba a la casa de ellos y les llevaba un saco de comida”, recordó Marcela.

Según comentó esta rescatista, la forma en que la educaron, su moral, el amor por los perros, pero sobre todo el deseo que tiene por cambiarle el rumbo a un zaguate callejero, es lo que la mantienen realizando dicha labor, por eso para ella no hay excusas ni motivos que impidan un rescate, porque sabe que se le va a regalar una nueva oportunidad a un peludito.

marcela7

Conforme pasaba el tiempo su relación con Lya y Álvaro se fue estrechando y comenzó a involucrarse en el proyecto. Por iniciativa propia, decidió tomarles fotografías a los cachorros y a los perros que ellos tenían en la casa para publicarlos en su Facebook, ya que la página de Territorio no existía, fue así como le consiguió a muchos perritos una familia.

Sin duda alguna, Marcela siempre ha estado dispuesta a entregar lo mejor de sí con tal de ver a los perros felices, esa es su única recompensa, ya que todo su trabajo lo hace de manera gratuita. En Territorio ha bañado y cortado las uñas a los zaguates, ha recogido cacas, les ha dado de comer, los lleva al veterinario y realiza cualquier otro quehacer. Además, en algunas ocasiones ha tenido hasta 17 perros en su casa, actualmente son 10 los zaguates a los que brinda un hogar con los cuidados y el cariño que se merecen.

marcela3.2

¿Qué significa Territorio?

“Territorio es como la mitad de mi vida, han sido muchos años, básicamente todos los fines de semana son de Territorio. En la época que se presentaron algunos inconvenientes tuvimos que subir todos los días de la semana a hacernos cargo de los perros, porque no teníamos quién lo hiciera”.

“Yo me siento la tía de esos perros, no puedo decir mamá porque la mamá es Lya, pero para mi son mis chiquitos. Me alegro cuando se adoptan, me da tristeza cuando veo que se van muriendo por viejitos. Territorio es un proyecto en el que yo creo mucho, y es parte de mi familia”.

 

¿Cómo transcurre un día de Marcela, entre sus compromisos personales y Territorio?

“Yo tengo una perrita, Puppy. Quedó paralítica hace tres años y medio. Lya y yo la llevamos a terapia tres veces a la semana, entonces todo el trabajo de nosotras se coordina con las terapias de Puppy. Ninguna de las dos trabaja los lunes, miércoles y viernes en la mañana porque  hay que llevarla a terapia, eso quita toda una mañana”.

“Yo estudié fisioterapia y doy clases de pilates y de yoga. Trabajo independiente, lo cual  me permite hacer muchas cosas que no podría hacer si tuviera un horario fijo. Si tengo que cancelar una clase por algo de Territorio la cancelo. Por ejemplo los viernes lo usamos para hacer muchos mandados que no se pueden hacer entre semana, ya sea comprar alimento, recoger una donación, llevar un perro al veterinario y los fines de semana son en la finca o ferias de adopciones, siempre andamos corriendo”.

marcela6

Desde su participación como colaboradora ¿Qué papel juegan los donantes en Territorio?

“A estas alturas del partido yo estoy segura de que si no fuera por las donaciones Territorio no podría mantenerse abierto. Cuando yo conocí a Álvaro y a Lya, ellos mantenían a Territorio de sus bolsillos. Álvaro tenía negocios y locales comerciales que alquilaba, pero poco a poco fueron aumentando los perros y la plata no alcanzaba. Ellos tuvieron que vender un negocio, luego hipotecar, tenían que ver qué hacían”.

“Super Perro es una gran ayuda, sino fuera por ellos nosotros no podríamos darle de comer a los perros, a pesar de que igual tenemos que invertir muchos millones en alimento por  mes, Super Perro dona el 50%, lo cual es un montón. Si no fuera por la gente que dona no habría manera posible de mantener Territorio abierto, porque no es nada más el espacio. El terreno es muy  grande y se pueden meter 3000 perros si se quisiera, pero son muchos los gastos que la gente no cuantifica, como el alimento, los salarios de las personas que están en la finca, las castraciones, el veterinarios, las vacunas, entre otros. Afortunadamente los donantes hacen que el refugio se mantenga abierto”.

 

¿Qué le diría a Lya y a Álvaro?

“Gracias por hacer el trabajo monumental que nadie más está dispuesto a hacer en este país, que los admiro muchísimo porque los he visto perder todo lo que tenían con tal de mantener a sus perros y a Territorio abierto”.

“A veces me toca ver gente que critica, que inventa historias, que dice de todo y estoy segura que ninguna otra persona en este país es capaz o estaría dispuesto a perder todo lo que ellos han perdido, ha sido su vida completa por mantener Territorio a flote. Estoy segura que ninguno de los dos, si les dieran a escoger otra opción elegirían otra cosa, una y otra vez realizarían lo que están haciendo”.

marcela2

Si tuviera que dar un mensaje a las personas sobre Territorio ¿Cuál sería?

“Yo siempre soy la que le dice a la gente que por favor no venga a dejar su perro aquí, esto no es un hotel cinco estrellas, es un albergue para perros que no tienen otra opción que la calle, es cierto que los zaguates pasan felices, corren por la montaña y están super bien, pero si usted trae a su perrito, que vivió diez años en una casa, a una montaña en un país tropical, en donde llueve, hay barro y otros animales, su perrito no la va a pasar bien”.  

“Por supuesto que Territorio es un pequeño cielo en la Tierra para un montón de perros que  no tienen otra oportunidad, pero lamentablemente algunas veces termina siendo un basurero para zaguates que han tenido casa y que sus dueños no los quieren, y no debería ser así. Al final muchos perros la pasan super bien, se acoplan a la manada, pero a veces nos ha tocado ver perros que los abandonan, se deprimen y se mueren”.

“Territorio es una familia muy humilde, pero que uno trata de darle todo lo mejor a los perros, tienen techo, comida, atención veterinaria, no se le puede dar cariño a diario a los más de 1000 perros pero la gente que está ahí los trata bien y se les cambia la vida completamente.

Territorio debería ser un lugar lindo en donde los zaguates la pasen bien de paso, para que la finalidad de ese perro sea conseguir un hogar, porque al final todos quieren un hogar, una familia, alguien que le de cariño, un juguete en Navidad, te lo puedo asegurar”.

marcela4

¿Cuáles son sus planes a futuro con Territorio?

“Hay momentos muy difíciles y estresados que uno pasa, porque no es solo con los perros, es con la parte económica. Hay que estar viendo de dónde se saca el dinero para pagar las cuentas, saber que hay 10 mil dólares pendientes en una veterinaria que no se han podido pagar, y que ya no podemos llevar más perros hasta que cancelemos la cuenta.

“Por otra  parte, tenemos que lidiar con la gente que abandona a los animales, todo eso es muy desgastante a nivel emocional y hay momentos en los que uno piensa en dejar todo botado, hacer lo que uno quiera en lugar de estar en la finca, pero como ya te dije Territorio es mi familia, y para mí no es una opción nada más irme y no saber si perros como Abuelo se murió, si Bella todavía sigue en la finca, qué pasó con Cherry. No me da el corazón dejar un proyecto así porque ya son parte de mi vida y mi familia, hay que seguir adelante por los perros, ellos  no tienen la culpa de nada, ellos merecen que uno esté ahí tratando de mejorarles la calidad de vida.”

Lamentablemente cada vez hay más perros abandonados que necesitan la ayuda de personas como Marcela, que han entregado su corazón y vida al rescate y cuido de zaguates que han experimentado la crueldad e indiferencia humana.

Tu también puedes unirte y ser un colaborador más de Territorio. Ayúdanos a seguir manteniendo este pequeño cielo en la tierra para muchos zaguates que no tienen otra opción que la calle.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt